Blogia
La Noticia Digital

CUÉNTAME... (Javier Compás)

CUÉNTAME... (Javier Compás) En el último episodio que he visto de la popular serie de TVE, Cuéntame como paso, arrestaron al padre (Imanol Arias) de la familia protagonista, se lo llevaban en un 1500 negro mientras el narrador (su hijo de mayor) contaba como en aquellos años de dictadura podía entrar la policía en tu casa en cualquier momento y arrestarte sin más explicaciones, o sea, lo mismo que se hace en democracia con un gobierno socialista.

He de decir que en la casa donde viví desde mi nacimiento hasta los quince años, donde vivíamos más de treinta familias de obreros, y donde me mudé posteriormente, un bloque más moderno, con ocho pisos, no me percaté, y hablo de cuando aún vivía el general Franco, de que arrestasen a nadie, es más, ni en mi calle ni en mis barrio, me enteré de ningún arresto, salvo el de un chorizo que se dedicaba a abrir los coches por la noche y llevarse las radios. O yo y mis padres estábamos en la más absoluta inopia o todos mis vecinos eran militantes del Movimiento.

En mi calle, a finales de los años sesenta y principios de los setenta, vivían dos homosexuales que regentaban una bodeguita flamenca, se decía que tenían unos reservados donde se practicaban esparcimientos sexuales que a mi entonces, niño de doce o trece años, me eran ajenos, estos chicos eran personas alegres, siempre estaban cantando coplas y letrillas flamencas, probablemente para sobrellevar la dura represión a la que estaban sometidos, lógico si tenemos en cuenta que aún no existía ningún colectivo tipo C.O.L.E.G.A.S que velara por sus derechos.

Hoy día todo es diferente. Los homosexuales tienen la libertad de ser los bufones de programas televisivos de máxima audiencia donde todos podemos reír con sus gracias.

Todo ha cambiado, España por fin se libera del yugo (y las flechas) del centralismo y las diversas nacionalidades que conforman el Estado español pueden aspirar a conseguir sus anhelos.

Bien es verdad que aún quedan escollos que salvar en el camino de la libertad, como la intransigencia de las victimas del terrorismo, empecinadas en querer hacer cumplir sus penas a los asesinos de sus familiares, o la Iglesia católica, reducto de oscuras mentes ancladas en el medievo, incluso quedan residuos de patriotas españoles o de cavernícolas opuestos al progresismo social que suponen el aborto y la eutanasia.

Pero gracias a un gobierno de progreso, coaligado con las fuerzas democráticas nacionalistas y comunistas, caminamos a la verdadera revolución del pueblo español que por fin verá saciados sus afanes de verdadera libertad.

No es menos encomiable la labor que nuestro gobierno está haciendo en política exterior, una vez liberados de la tutela imperialista de U.S.A., nos estamos encaramando a la cima de los países más avanzados del mundo, Cuba, Venezuela, Marruecos, etc., nos llevarán a culminar la gran obra de nuestro presidente Rodríguez, la tan ansiada alianza de las culturas del mundo.

El dialogo con E.T.A., el buen talante con los independentistas vascos y catalanes, las gestiones con los líderes de las naciones progresistas, harán por fin que nuestro Estado (el que sea) se sitúe por fin donde le corresponde ¿?.
Mientras tanto, nuestros valerosos soldados se aprestan a salvar de la nieve a los inconscientes ciudadanos que, despreciando las sabias advertencias de nuestro gobierno, han cometido la imprudencia de coger su vehículo para trabajar y desplazarse en pleno invierno.

A la par que veo las imágenes de la Brunete puesta en marcha para despejar nuestras autopistas me acuerdo de la carta a un militar español de José Antonio, valiente tontería.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres